Feng Shui consejos para la habitación de tu bebé

Decorar la habitación de tu bebé nunca es fácil. Debes descubrir cómo colocar y decorar todo el interior para que tanto tú como tu bebé puedan pasar un momento agradable.

Por lo tanto, no es sorprendente que muchas personas recurran al Feng Shui para decorar la habitación de su bebé.

Se ha hablado de los beneficios de implementar el Feng Shui tantas veces que te enloquecerías al menos por no echarles un vistazo.

Por lo tanto, antes de comenzar a decorar tu hogar, aquí hay algunos consejos de Feng Shui para la habitación de tu bebé y algunas cosas que debes saber sobre el Feng Shui.

Cómo mirar el feng shui

La razón por la que deberías usar el Feng Shui en tu hogar es que varias personas han dicho que mejoró su vida.

Muchas veces en nuestras vidas nos topamos con cosas que se dice que tienen ciertos beneficios.

Si esas cosas son inofensivas o representan un riesgo mínimo de daño, debes considerar hacerlas. Incluso si no tienen una explicación científica para ellos.

Nuestros antepasados ​​lograron sobrevivir simplemente averiguando si algo les funciona o no.

No había ciencia para ayudarles en ese momento, y no deberías usar la ciencia para ayudarte a explicar el Feng Shui ahora.

Algunos consejos de Feng Shui para la habitación de tu bebé. Colores

Lo inteligente que se debes hacer al decorar la habitación de tu bebé en un sentido del Feng Shui es tener calma en el color.

Eso significa que no debes usar ningún color de contraste o colores demasiado fuertes.

Después de todo, pintar la habitación de un niño es muy diferente de pintar una oficina en casa.

Usa colores suaves que tengan una superposición complementaria entre sí. Azul suave, verde tranquilo, amarillo cálido etc. Todos esos pueden ser geniales, pero solo si brindan una sensación de calma tanto para ti como para tu bebé.

Iluminación

Tienen múltiples fuentes de luz. No creerías lo estresante que es para los ojos tener una única luz de techo que ilumine toda su habitación.

Es mucho más relajante tener múltiples fuentes de luz colocadas alrededor. De esa manera puedes cambiar el brillo y el ángulo de la luz como mejor te parezca.

Esto te ayudará a estar tranquilo y relajado, lo que es tremendamente importante, como verás en otros consejos sobre el Feng Shui para la habitación de tu bebé.

¡Que entre el sol!

La colocación de la cama es tremendamente importante en el Feng Shui.

Más aún si se trata de la cuna del bebé. La idea es colocar la cama lo más lejos posible de la puerta.

Lo ideal es colocarlo en diagonal desde la puerta y tener una pared sólida detrás de la cuna.

La idea es que la energía en la habitación rebotará en la pared gruesa y le proporcionará energía adicional a tu hijo.

Pero, incluso si eso no es cierto, la pared gruesa aísla muy bien el ruido. Si colocas a tu hijo junto a una pared gruesa y lejos de la puerta, lo estás colocando lo más lejos posible del ruido.

Esto puede ser algo importante, ya que el ruido acumulativo puede tener un efecto perjudicial en el bebé.

Minerales naturales

Los minerales naturales y los cristales juegan un papel importante en el Feng Shui.

Tanto es así que tienes que hacer una investigación considerable para descubrir cuáles están ahí fuera y cómo se influyen entre sí.

Una vez que decidas cuáles usar, recuerda que siempre debes buscar la calma y la tranquilidad.

Hay minerales que producen energía más fuerte. No es aconsejable que los coloques en la habitación del niño, ya que esa energía es más adecuada para los adultos.

También hay cristales que pueden beneficiar enormemente a tu bebé, pero debes colocarlos en otros lugares de la casa para que tengan el máximo efecto.

Considera esto incluso al decorar un apartamento pequeño. Finalmente, siempre recuerda limpiar sus cristales, ya que su poder disminuirá si se los deja desatendidos.

Decoración

Como hemos mencionado antes, la habitación de un niño debe ser cálida y tranquila.

Por lo tanto, no debes colocar ningún objeto puntiagudo en él. Los que invocan la energía dura que no es adecuada para un niño pequeño.

Si no tienes otro lugar para colocar tales objetos, debes obtener materiales de embalaje y cajas profesionales y colocarlos en una unidad de almacenamiento.

De esa manera, permanecerán sanos y salvos hasta que tu hijo crezca fuera del período frágil de la infancia.

Dale un vistazo a: Ideas de decoración de apartamentos pequeños