7 errores al elegir colores de pintura

Pintar las paredes interiores es una forma rentable de darle a tu hogar una gran mejora. No es tan simple como agarrar una lata de pintura y una brocha y tirar una lona para cubrir los muebles.

Una de las consideraciones más importantes es elegir un color de pintura con el que estés satisfecho durante mucho tiempo.

Cualquiera que haya tenido la experiencia de tratar de elegir un tono, probablemente sabe que la gran cantidad de opciones de colores puede ser intimidante.

Aprovecha los descuentos y compra en el hot sale en pinturas para casa tus productos favoritos, desde pintura, sellador, resanador, brochas y más.

A continuación, te decimos cuáles son los errores más comunes al pintar.

elige la pintura adecuada

1. No verificar que todo concuerde

Al elegir un color de pintura, muchas personas no tienen en cuenta los muebles y la decoración. Podrías terminar con un resultado menos que satisfactorio, si el color de la pintura choca con tu sofá u otra decoración.

Es mucho más probable que tu elección de color de pintura tenga éxito si primero compruebas si complementa varios objetos en la habitación.

2. No solicitar muestras de pintura

A menudo se utilizan pequeñas muestras de pintura para juzgar los colores de la pintura y cómo se verían en una habitación. Los expertos dicen que no es posible tener una idea real de cómo se verá un color usando muestras de pintura.

En cambio, es mejor pintar áreas grandes en varias partes de las paredes, donde la luz llega a la habitación de manera diferente.

Como alternativa, puedes pintar una cartulina y moverla por una habitación con diferente iluminación y en diferentes momentos del día y de la noche para tener la mejor idea de cómo se ve la sombra.

3. Tu pintura debe lucir con tu decoración e iluminación

Elegir un color en función solo de la decoración de la habitación puede ser un error. Por ejemplo, es posible que desees una habitación gris, pero hay muchos tonos de pintura de gris.

Si no pruebas el color con la decoración y la iluminación de la habitación, podrías terminar con una habitación que no tiene armonía. También podrías terminar luciendo aburrido, si la iluminación es inadecuada para sacar lo mejor de la sombra elegida.

4. Sí, puedes elegir pintura oscura

Se pueden elegir colores de pintura oscuros cuando se desea una declaración audaz en el diseño. Esto a menudo resulta ser un error porque no hay una cantidad adecuada de luz natural en la habitación.

Sin el beneficio de la luz del sol, lo que pretende ser un brío dramático crea un efecto claustrofóbico.

5. Piensa en cómo se verá tu pintura en tu espacio

Los colores pueden crear efectos especiales. Por ejemplo, las paredes más claras y un techo claro hacen que un espacio se sienta más grande de lo que es.

Este efecto particular puede salir mal cuando el blanco puro es el color de pintura elegido para un espacio pequeño que tiene muy poca luz natural.

Los espacios oscuros tienden a parecer lúgubres y sucios cuando se pintan de blanco. Una opción mucho mejor es agregar color a las paredes.

6. No evalúar la habitación que vas a pintar

Si tiene luz pero también muchas sombras, elegir un tono oscuro sería un error porque las sombras oscurecerán aún más la apariencia del color. En su lugar, elige un tono más brillante.

7. No pensar en los colores de acento

Así es. Los colores de acento son indispensables. No solo es elegir los tonos por elegir, también debes pensar en seleccionar aquellos que van bien con tu color principal.

Otros errores incluyen usar el equipo incorrecto y no hacer el trabajo de preparación detallado requerido para lograr un acabado profesional.

También te puede interesar: 5 consejos para pintar tu casa