Tipos de pintura que puedes usar para pintar metales

Una pintura antióxido es excelente opción para pintar metales, ya sean puertas, barandales, muebles, rejas o cualquier detalle que necesites renovar en tu hogar. Si realizarás algún tipo de recubrimiento similar a los mencionados, déjanos decirte los tipos de pintura que puedes usar para pintar metales.

Tipos de pintura que puedes usar para pintar metales

La pintura antióxido, de látex o la acrílica son los tipos de pintura que puedes usar para pintar metales. No obstante, antes de comenzar con el proyecto, debes aplicar una imprimación. Esto con el propósito de tapar los poros en la superficie del metal, para que el resultado final sea más uniforme.

Tapar los poros de la superficie metálica también evitará que se forme óxido en el futuro. Para esto hay que verificar que tanto la pintura para tapar poros actué bien junto con la pintura final.

Pintura en aerosol

Muchas personas optan por pintura en aerosol como alternativa, pero esta es recomendada en menor medida, ya que gracias al clima, la fricción con la superficie y otros factores, puede desprenderse, lo que significará que tendrás que repetir el proceso de pintado en un tiempo corto.

Pintura antióxido

Para evitar malas experiencias con la pintura en aerosol, te recomendamos invertir en productos de mayor calidad. Con pinturas antióxido de acrílico o de látex, podrás obtener una mejor protección para tu pieza de metal y una mayor durabilidad en el acabado de tu proyecto.

Recuerda ser cuidadoso, y pintar de forma lenta y uniforme para evitar muchas capas innecesarias.

Técnica para el pintado de metal

El método para pintar metal más confiable y más usado es utilizando una brocha, aunque si cuentas con un equipo airless el acabado quedara aún más fino. No obstante, se requiere de cierta habilidad para poder aplicar la pintura con esta máquina.

La preparación previa es esencial. Debes de limpiar la superficie a pintar de cualquier agente contaminante, como tierra, restos de pintura anterior, grasa, polvo y óxido. Si no haces esta limpieza podrías afectar el acabado final de tu proyecto. Intenta lijar primero y después pasa un trapo húmedo.

Superficie oxidada

La pintura para metal se ve afectada si hay óxido, ya que no se adhiere y naturalmente interfiere con el color original. Si no eliminas el óxido con algún removedor o lijándolo, la pintura no podrá adherirse al metal y el trabajo quedará realmente mal.

Pintura para tapar poros

La capa de pintura para tapar poros es una buena opción, ya que protege por más tiempo tu pieza de metal, y evita que se forme óxido en el futuro.

Te recomendamos aplicar capas finas de manera lenta y suave para permitir que el acabado quede más fino. Unas capas gruesas de pintura brindarán mal aspecto a tu pieza, sin mencionar que lo más seguro es que estas capas comiencen a desprenderse del metal.

Estos tipos de pintura que puedes usar para pintar metales te ayudarán a obtener resultados iguales a los de un profesional. No olvides que puedes compartirnos los resultados de tu proyecto de bricolaje en los comentarios.

También puede interesarte: Prepárate para pintar tu hogar con estos tips.

Prepárate para pintar tu hogar con estos tips

Seguro te ha pasado que estás acostado o sentado, y de repente ves ciertas imperfecciones en tu hogar que quieres arreglar, pero no sabes por dónde empezar.

Si aún no sabes qué color elegir para tu casa, puedes buscar las tendencias en colores para interiores de casas. Ese es un truco infalible para no fallar. Existen muchas ideas en Instagram y Pinterest que pueden servirte.

Cuando crecemos y llegamos a la edad adulta, el bricolaje es una de las cosas que nos empiezan a llamar la atención. Aquí te dejamos unos tips que te pueden servir antes de pintar tu hogar.

pintar tu hogar 1

No olvides la limpieza de superficies

Debes eliminar cualquier sustancia extraña que te encuentres en la superficie que deseas pintar. Si omites este paso, la pintura no se adherirá correctamente a la superficie y probablemente se desprenderá.

Los materiales más pegajosos, como la grasa, deberán lavarse con una solución de jabón para platos y agua. Asegúrate de golpear todas las superficies que vas a pintar.

Esto incluye paredes, techo y molduras. Es posible que durante la limpieza encuentres daños más extensos en la superficie de la pared.

Afortunadamente, limpiar la superficie es relativamente simple. Los desechos secos como el polvo, el pelo de las mascotas o el aserrín se pueden limpiar con un paño de microfibra.

Limpieza de emergencia en tu hogar

La línea de transición entre la pared y la moldura es especialmente complicada de acertar e incluso los profesionales tienden a confiar en la cinta de pintor.

La cinta protege el borde, pero también crea una línea perfectamente suave y nítida cuando se retira.

Puedes tomar un poco de práctica aprendiendo a pegar cinta adhesiva en la pared. Una vez que lo hayas hecho, encontrarás que tus trabajos de pintura se verán mejor.

Antes de abrir una lata de pintura, asegúrate de limpiar los derrames inmediatamente. Si estás usando pintura acrílica, ten agua y trapos a la mano.

Pintar no es un proyecto fácil, pero siguiendo estos trucos, puedes simplificar enormemente el proceso. Verás rápidamente una mejora en la forma en que tus paredes, techos e incluso puertas lucen nítidas, suaves y parecería que las pintó un profesional.

También te puede interesar: Buenos tips para pintar tu casa como un experto

¿Con qué frecuencia debes pintar el interior de tu casa?

¿Con qué frecuencia debes pintar tu casa? Si contrataste pintores profesionales para actualizar el interior de tu casa, es probable que te preguntes con qué frecuencia se deben pintar las paredes, techos y molduras.

Si bien la razón más popular para pintar interiores es actualizar los colores de una habitación, otra buena razón es el mantenimiento general para garantizar que tu hogar siempre se vea bien.

Por lo general, no es necesario pintar el interior con tanta frecuencia como el exterior. Sin embargo, existen algunas reglas simples, como seleccionar el tono correcto de toda una gama de colores para pintar una casa, y mantener la pintura fresca en cada espacio y en cada superficie.

¿Con qué frecuencia debes pintar las paredes interiores?

Algunas paredes de tu hogar necesitan ser repintadas con más frecuencia que otras debido al desgaste diario. Por ejemplo, si solo comes en tu comedor formal un par de veces al año durante las vacaciones, probablemente no necesites pintar las paredes con tanta frecuencia como las que se encuentran en la cocina, los pasillos o el baño.

La sala y el comedor: si usaste pintura de alta calidad en estas habitaciones, es probable que no necesites volver a pintar durante varios años.

Incluso si usas tu sala con más frecuencia que tu comedor, la pintura duradera y la decoración de la habitación a menudo pueden protegerla del desgaste. Querrás pintar el interior de tu casa cada 5 o 7 años. Esta frecuencia generalmente funciona para ambos lugares.

Cocina y baño: La comida salpica en la cocina. Dedos sucios en las paredes. Humedad en el baño. Estos y otros factores requieren que las cocinas, los baños (y los lavaderos) se vuelvan a pintar con más frecuencia que los comedores y las salas.

Probablemente notarás que tu cocina y baño necesitarán pintura nueva cada 3 o 4 años, a veces más.

Dormitorios: Si no tienes niños, encontrarás que la pintura en tus dormitorios puede durar mucho tiempo.

Debido a que las habitaciones para adultos generalmente se usan con menos frecuencia, es posible que no necesites volver a pintar hasta que desees cambiar el color.

Pero las habitaciones de los niños son una historia completamente diferente, ya que se utilizan tanto para dormir como para jugar. Los pintores profesionales a menudo usan pintura satinada.

Pasillos: los pasillos de tu hogar se recorren con más frecuencia que cualquier otro espacio de tu casa. Esto significa que verás muchas más abolladuras y otros desgastes en estas áreas. Haz que pintores profesionales pinten estos espacios cada 2 o 3 años para mantener tu pintura fresca y nueva.

pintar el interior de tu casa 1

¿Con qué frecuencia debes pintar tu techo?

Pintar el interior de tu casa también incluye pintar el techo. Volver a pintarlo puede ser una excelente manera de iluminar cualquier habitación de tu hogar.

Con el tiempo, los techos blancos se volverán amarillos en algunos puntos debido a la luz solar, la humedad y otros usos diarios. Desafortunadamente, es posible que no puedas ver el color amarillento hasta que sea demasiado tarde, ya que el proceso es muy gradual.

Antes de que el color amarillento se vuelva demasiado intenso, ten en cuenta que la pintura del techo tiende a durar aproximadamente el doble que la pintura de la pared. Pinta estos espacios cada 2 o 3 años para mantener tu pintura fresca y nueva.

¿Cada cuánto debes pintar las molduras o zoclos en el interior de tu casa?

Cuando pintes el interior de tu casa, ¡no te olvides de las molduras interiores! Los zócalos, las puertas, las molduras de las ventanas, los gabinetes y otros detalles decorativos de madera de tu hogar son los más golpeados dentro de tu hogar.

La mayoría de las personas tienden a volver a pintar las molduras interiores de las casas cada 2 a 4 años, dependiendo de dónde se ubiquen.

Si no tienes tiempo, un equipo de pintura calificado renovará cualquier habitación de tu casa, preparando cada superficie correctamente y utilizando solo pinturas de calidad.

También te puede interesar: Buenos tips para pintar tu casa como un experto