Consejos para elegir colores de pintura

¿Te sientes perdido cuando se trata de elegir colores? ¿Demasiadas opciones? Usa estos consejos para elegir los tonos de pintura como un profesional.

No te preocupes, si buscas darle personalidad a tu casa, aquí te decimos cómo hacer texturas en paredes interiores; elige los colores indicados para tu casa y toma en cuenta la iluminación, los espacios y más cuestiones.

elegir colores para mi casa

1. Si buscas un ambiente relajante, elige un esquema de color monocromático

Si bien monocromático significa colores de la misma familia, no tiene por qué significar beige y más beige.

Estos esquemas pueden ser sutiles y tenues cuando se usan valores de color más claros y apagados, o dramáticos y atrevidos si se usan tonos ricos y saturados.

Un esquema monocromático podría ir con un color púrpura intenso en una pared de acento y un color base púrpura sesgado a un valor mucho más claro en el techo y otras paredes.

Los tonos de lavanda y granate se pueden trabajar a través de telas, revestimientos para pisos y otros acentos de pintura.

2. Usa colores de contraste para generar emoción y un cálido sentimiento social

Los colores contrastantes son tonos que se encuentran opuestos entre sí en la rueda de colores.

Los esquemas contrastantes son ideales para centros de actividad bulliciosos como cocinas y salas familiares. Curiosamente, los colores contrastantes también se conocen como colores complementarios. ¡Oye, los opuestos se atraen!

No es de extrañar que estos tonos contrastantes sean agradables a la vista. Intenta combinar algunos verdes maravillosos con ricos terracotas o naranjas como en la sala, o tal vez dorados con un morado intenso.

Recuerdas: cuando trabajes con tonos contrastantes, dele prominencia a uno, 60% o más, para evitar una sensación frenética y nerviosa.

3. Si te gusta la diversión y la contemporaneidad, elige un esquema de tres colores

Un esquema de color de tríada utiliza tres tonos equilibrados entre sí en la rueda de colores.

Piensa en el naranja, verde y morado. Usa estos colores en proporciones variables: un color dominante, un tono secundario y un color de acento para resaltar.

Estos esquemas son asombrosos en colores profundos y nítidos para las habitaciones de los niños, o pruébalos en tonos apagados para obtener un efecto rico más tradicional.

4. Incorpora algunos de tus tonos favoritos

¿Cuáles son tus tonos favoritos? ¿Te estimula la forma en que se utiliza el color en cierto estilo de diseño de interiores?

¿Tu hogar celebra tu ubicación geográfica? ¿Vives en el verde saturado de los bosques del norte, o en la cruda belleza de un entorno desértico con tonos dorados y rojos?

Hazte algunas de estas preguntas para encontrar una línea de base para comenzar a elegir tu paleta de colores de pintura.

También te puede interesar: Haz que un espacio oscuro se sienta más brillante