¿Debes pintar tu casa antes de vender?

Puede llegar la temporada para comprar y vender bienes raíces, lo que también significa que es una temporada ocupada para los consultores de color y los pintores que se dedican a embellecer casas.

Tanto los propietarios de viviendas como los agentes inmobiliarios reconocen el valor de invertir en un trabajo de pintura profesional, pues van a elegir el hogar en el que se sientan más cómodos y pueden visualizar un futuro para la persona y su familia.

Un trabajo de pintura, bien implementado, puede ser el factor decisivo para la compra o no de la casa.

Si aún estabas indeciso respecto a pintar o no, aquí está la respuesta, sí, antes de vender debes acudir a los profesionales y estos son algunas razones.

También te puede interesar: Cómo pintar el exterior de tu casa

Razones principales por las que debes pintar

Si hace más de 5 años que pintaste, tus paredes están más sucias de lo que creés.

Lo vemos una y otra vez, cuando tus muebles y tus tapices están en su lugar, y estás en la casa todos los días, no siempre te das cuenta de cuán sucias se han vuelto las paredes.

Tan pronto como comiences a preparar tu casa para vender, tus ojos y los de compradores potenciales ahora se enfocarán en las imperfecciones y no en defectos que sobresalen a simple vista.

Es hora de una nueva capa de pintura

Tienes mucho color. Mientras que las revistas de casas y tiendas de pintura exhiben habitaciones bellamente decoradas y saturadas en color, elegir y amar esos colores es una decisión muy personal.

Es posible que un comprador potencial no pueda ver más allá de los colores que has elegido y, si tus muebles no coinciden, es posible que no puedan dejarlo pasar por alto.

Por lo tanto no podrán ver tu hogar como uno en el que podrían vivir cómodamente.

Es por esto que debes tener cuidado al elegir el color para cada uno de tus espacios, así como el tipo de pintura. Debes revisar también si necesitas pintura acrílica, pintura de agua o pintura viníl-acrílica.

Recuerda elegir la que más se adecúe a las necesidades de cada espacio de tu hogar.

El exterior muestra signos de daño ambiental

No se trata solo de un atractivo exterior (aunque eso es muy importante), pero una vez que tu pintura exterior comienza a desprenderse o astillarse y el trabajo de madera comienza a lucir opaco y gris, es momento de realizar algunos cambios.

Cuanto más tiempo pase esa zona sin pintura, más dañino puede llegar a ser, hasta el punto en el que necesitarás reemplazar algunas partes de la madera.

Los compradores potenciales ven eso como una señal de advertencia de que no cuidaste bien la casa y que necesitarán invertir más dinero para que la casa luzca como debería.

Es natural asumir que si no cuidaste bien una cosa, es posible que, en general, no hayas cuidado bien de todo lo demás. Eso puede no ser cierto en absoluto, pero ¿por qué dar esa impresión?

Consejos de pintura para recuperar tu inversión

Quédate con blancos o neutros

Una pizarra limpia le facilitará a un posible comprador visualizar sus muebles y estilo en el nuevo hogar.

Todavía hay muchos colores neutros a elegir, por lo tanto, tus espacios no tienen que ser completamente blancos o carecer de carácter y estilo.

La apuesta más segura al elegir una pintura blanca o neutral es la de la pintura de color elegida que coincide con el (los) tono (s) de los elementos fijos que se quedan como pisos y gabinetes.

Ser estratégico con brillo

Acabados planos y mate ocultan imperfecciones. Por lo tanto, si tus paredes no son perfectas, no les llames la atención con acabados más brillantes.

Para obtener más información sobre cómo elegir el brillo, puedes preguntar directamente a tu concesionario o buscar blogs que te puedan ayudar a resolver tus dudas.

Obtener una opinión profesional y un trabajo de pintura profesional

Consulta con tu agente de bienes raíces o un pintor profesional que tenga experiencia con lo que debe hacerse y las formas más rentables de hacerlo sin comprometer la calidad.

Los beneficios de contratar a un pintor profesional con licencia, fianza y seguro, superan con creces los ahorros que puedes haber hecho al hacerlo tu mismo o haber contratado a un principiante.

Recibimos llamadas de personas que comienzan un proyecto de pintura de casas pensando que va a ser una brisa y que es más difícil de lo que pensaban.

O contratan a alguien que dice que puede hacerlo y descubres que no estaba calificado para realizar el trabajo.

Tener un pintor profesional es una inversión inteligente y produce mucho mejores resultados profesionales.