decoracion de cuartos pequeños

Ideas de decoración para cuartos pequeños

Tener una habitación pequeña no es precisamente algo malo. Al contrario, las habitaciones pequeñas pueden resultar muy acogedoras y dar esa sensación de abrigo que en un cuarto muy grande es difícil de conseguir.

En donde realmente está el valor agregado para este tipo de habitaciones es como usas y distribuyes los muebles. Y ahí es donde la magia de este artículo comienza. A continuación, encontrarás algunas ideas que te ayudarán a realzar la decoración de cualquier espacio, pero, sobre todo, de las habitaciones más pequeñas.

Distribuye tus muebles

El principal problema de estos espacios reducidos es encontrar muebles que se adapten con facilidad. Muchas veces nos encontramos mudándonos de casa o transformando un lugar y eso no significa que debamos comprar de la nada muebles nuevos.

Algo claro que debes de saber, es que, para comenzar a realizar pruebas de ubicación, lo primero que debes de meter al cuarto son los muebles más grandes. Esto incluye, por supuesto, la cama principalmente. Quizás tienes un colchón matrimonial o hasta uno queen, y no es posible simplemente deshacerte de él. Asi que mételo en el cuarto y dale vueltas hasta que encuentres la posición ideal.

Mide todo lo que puedas

La mejor práctica que puedes hacer es medir todos los muebles que vas a meter en el espacio y también, por supuesto, toda la zona sobre la que estarás trabajando. De esta manera tendrás oportunidad de trazar un plano (no te angusties, no tiene que ser nada profesional) en una hoja en blanco y comenzar a jugar con la distribución.

Sitúa tu cama en un lugar contrario a la puerta de entrada

Esto es uno de los consejos más usuales y prácticos sobre los que puedes trabajar. Siendo la cama el principal elemento de un cuarto, asegúrate que la coloques en un lugar donde estorbe lo menos posible, y a la vez, donde pueda resultar cómodo el acceso. Una cama suele ser el mueble de dormitorio que ocupa más espacio. Una vez que sepas dónde pondrás cama, lo demás va a ir cayendo en su propio sitio de manera mucho más sencilla.

Una prueba fácil es sentarse o acostarse en la cama y descubre como te sientes en ese lugar. Has varias pruebas hasta que encuentra el lugar ideal. acuéstate, has de cuenta que te estas despertando y observa todo tu alrededor. El espacio que tienes debería de ser cómodo, accesible y que te ofrezca una ubicación ideal.

ideas de decoración

Sigue con los muebles de acuerdo con el tamaño

Lo que sigue sin duda será la cómoda. Si tienes una que es demasiado grande y no deja espacio entre ella y la cama, deberías de contemplar no usarla. Lo más importante es que los muebles sean funcionales y que aporten más al cuarto, en vez de restar. También no olvides que puedes pintar los muebles con colores que resalten frente a las paredes, esto les dará más dramatismo.

Las mesas de noche suelen ser un elemento primordial, pero si el espacio no es suficiente, trata de colocarlos en una esquina de la habitación donde también tendrán un uso adecuado y se verán increíbles con una pequeña lampara de noche.

Reconsidera los espacios y tomate un segundo

Si llevas todo el día dándole vueltas a los mueves en la habitación, probablemente has llegado un punto de bloqueo. Si esto te asa, sal de la habitación, prepara una taza de té caliente o de café, descansa y regresa al cuarto. Podrás ver todo mucho mejor y con una nueva perspectiva.

No hay nada que funcione mejor que darte un respiro para reajustar las ideas. Cuando regreses podrás tener una nueva visión de la habitación y de cómo se siente.

Espero que te hayan funcionado estos simples consejos, la verdad es que nada de esto es muy complicado, pero te dejará con una habitación muy cómoda. No olvides checar nuestros demás artículos y dejarnos un comentario.3

¡Hasta la próxima!