dormitorio color blanco y azul

Psicología de colores para tu casa

La psicología de los colores de pintura es una excelente estrategia para poder estimular varios sentidos en las habitaciones que hay en nuestro hogar. Es cierto que los colores pueden influir en nuestro estado de ánimo y ayudan a fomentar la creatividad, hambre o alegría dependiendo de los tonos que usemos en cada habitación.

Es por eso por lo que te vamos a dar una pequeña guía de colores de pintura que puedes usar para renovar los espacios dentro de tu hogar.

Cuarto

Entre los colores que te podemos recomendar para el dormitorio para que puedas tener un descanso o relajación más óptimo están:

Verde: entre los colores de pintura más usados para los dormitorios están los diferentes tonos de verde. Dependiendo de la persona que habita, puede ir más oscuro, más claro o brillante. Un adolescente puede querer los efectos energizantes del verde lima, mientras que un adulto puede preferir un verde bosque relajante y armonioso. Todos los tonos de verde existen en la naturaleza, por lo que realmente no puedes equivocarte con este color.

El azul es uno de los colores más populares para el dormitorio porque es calmante y representa confiabilidad y fortaleza.

La lavanda calma los nervios y promueve la relajación, y es el color más popular. La hierba de lavanda se usa con frecuencia “como remedio para una variedad de dolencias, desde insomnio y ansiedad hasta depresión y fatiga. Varias investigaciones han confirmado que la lavanda produce efectos calmantes y sedantes cuando se inhala su aroma “.

Comedor

El rojo estimula el apetito, lo que puede ser un buen complemento para un comedor, aunque no todos se subirán a bordo con esta elección de color. El rojo puede ser excitable y fomentar estados de ánimo de alta energía, así que elige bien tu tono de rojo. Al igual que con muchos colores llamativos u oscuros, usa muchos acentos más claros en forma de cojines, sillas, flores, pinturas y adornos.

Sala

La lavanda es un hermoso y relajante tono púrpura y, por lo tanto, es muy adecuado para la sala de estar. Mientras que un púrpura más oscuro y rico tiende a ser más estimulante, la lavanda o la lila promueven la serenidad y la atención plena. Intente agregar algunos acentos morados más oscuros, como cojines o pinturas, a una habitación de color lila.

El azul es tranquilo y frío, muy parecido al cielo en un hermoso día de primavera o al océano sin olas. Debido a su tendencia a promover un ambiente más fresco, en lugar de cálido, elige un azul pastel claro o un azul más oscuro (aunque no tan oscuro como el azul marino).

El verde también puede funcionar bien en la sala de estar, siempre que sea un verde bosque más oscuro con muchos acentos más claros, como molduras de corona blancas o cortinas.

Hay un sinfín de opciones con para elegir colores de pintura, pero usa la psicología del color a tu favor para lograr ese efecto estimulante que buscas.

También te puede interesar: Cómo armonizar tus espacios interiores