Tips para pintar paredes como un profesional

Sabemos que en ocasiones es difícil dejar la renovación de tu hogar en manos de profesionales. Sin embargo, este no es un pretexto para renovar tu hogar como si fueras uno de ellos. Es por eso que aquí te compartiremos los mejores tips para pintar paredes como un profesional.

Compra los mejores materiales

Uno de los principales tips para pintar paredes como un profesional es no escatimar en pintura y brochas. Compra los mejores cepillos y brochas que puedas pagar; límpialos bien y te durarán toda la vida, aparte de que podrás aplicar la pintura con mucha suavidad.

Una brocha de hoja en ángulo de calidad de 2½ pulgadas de ancho es una excelente opción para todo uso. Es versátil y podrás lavarlo y reutilizarlo hasta que las cerdas se desgasten.

También es importante comprar pintura de la mejor calidad y así asegurar una cobertura y durabilidad perfecta. Además, podrás eliminar las huellas dactilares sucias sin quitar la pintura. Con brochas y pintura de calidad todo el trabajo será más rápido y fácil, y al final se verá mejor.

Usa imprimación tintada

Antes de que los profesionales pinten las paredes, rellenan los agujeros y reparan las grietas con compuesto para juntas. Sin embargo, para evitar ver áreas parcheadas a través de la capa superior de pintura terminada, es importante aplicar una imprimación a las paredes.

Los profesionales tiñen la imprimación con un poco de pintura gris o con el color de la pintura de acabado. La imprimación teñida hace un mejor trabajo al ocultar las áreas parcheadas y cubrir el color de la pintura vieja.

Como resultado, la capa de pintura de acabado será más vibrante y puede requerir menos capas.

Asegura la cinta con una espátula

Para evitar la molesta tarea de raspar la pintura que traspasó la cinta, adhiere bien la cinta antes de comenzar a pintar.

Aplica la cinta a la moldura, luego pasa una espátula sobre la cinta para presionarla firmemente hacia abajo para un buen sellado. Eso detendrá cualquier sangrado de pintura. Asegúrate de utilizar cinta de pintor auténtica, no cinta de enmascarar.

La cinta de enmascarar deja un residuo pegajoso que es difícil de limpiar. Además, la pintura puede hacer que la cinta de enmascarar se doble y arrugue, lo que hará que la pintura se filtre debajo de ella.

Elimina las marcas de más

El secreto para un acabado que no tenga marcas de solape y pinceladas perceptibles, es mezclar un extensor de pintura (también conocido como acondicionador de pintura) en el producto que utilizarás. Esto hace dos cosas:

  1. Ralentiza el tiempo de secado de la pintura, lo que da más tiempo para pintar sobre las áreas recién pintadas sin dejar marcas desagradables, lo que ocurre cuando aplicas pintura fresca a la pintura seca.
  2. El extensor de pintura nivela la pintura, eliminando virtualmente las pinceladas.

Usa paños de lona

Usa telas de lona como protección, que es lo que usan los profesionales. Son más caras, pero la lona no es resbaladiza, absorbe las salpicaduras y es lo suficientemente resistente como para durar toda la vida.

A menos que estés pintando un techo, no necesitarás una tela protectora de tamaño gigante para llenar toda la habitación.

Estos tips para pintar paredes como un profesional te ayudarán a obtener los resultados deseados en tu proyecto de renovación, sin necesidad de pagarle a un técnico. No olvides que puedes compartirnos los resultados que obtuviste en los comentarios.

También te puede interesar:

Pasos sencillos para barnizar un mueble

Dale a tus proyectos un acabado protector suave y brillante. A continuación, te indicamos cómo barnizar un mueble y obtener resultados satisfactorios de nivel profesional en todo momento.

Pasos previos para barnizar un mueble

El barniz embellece la madera y la protege de arañazos y manchas. Barnizar un mueble parece sencillo, pero como todo, requiere de muchos cuidados previos.

Asegúrate de que la superficie que deseas barnizar se haya lijado hasta que quede suave. Comienza a barnizar un mueble hasta que hayas limpiado tu espacio de trabajo.

El barniz se seca lentamente y rara vez no atrae el polvo, los pelos de las mascotas y los escombros, por lo que el éxito de tu proyecto depende de lo bien o mal que limpies de antemano.

Utiliza un barniz recién comprado

Paso 1. Un producto que ha estado sentado durante años puede contener grumos que podrían comprometer tus resultados finales.

De igual importancia es el pincel utilizado. No pierdas el tiempo con una herramienta insatisfactoria.

Revuelve bien la mezcla

Paso 2. Revuelve bien el barniz con un palo de madera, pero hazlo con la suficiente lentitud para evitar que se formen burbujas de aire.

A continuación, vierte suficiente barniz para tu primera capa en un recipiente de plástico.

Agrega un agente diluyente

Paso 3. El diluyente contrarresta eficazmente las imperfecciones de la superficie como rayas y burbujas.

Si el barniz que estás preparando lo vas aplicar como primera capa, se recomienda una mezcla que contenga entre un 20 y un 25 por ciento de diluyente.

Trabaja con un toque ligero

Paso 4. Cuando apliques barniz, solo usa la punta de tu cepillo. Si eres diestro, comienza en la esquina superior izquierda de la superficie. Procede de esta forma hasta que tengas una capa completa.

Mientras el barniz aún esté húmedo, arrastra la punta de tu pincel sobre el mueble para suavizar las rayas restantes o las burbujas persistentes.

Lograr un aspecto suave y brillante puede parecer un truco de magia, pero una vez que comprendas los conceptos básicos, barnizar un mueble podría ser muy sencillo.

También te puede interesar: Llegó el momento de transformar tu cocina

Barniza y realza el color de tus muebles

Si agregas varias capas de barniz a un mueble, realzarás el color natural de la madera.

El barniz para madera la protege y le proporciona una superficie duradera que ayuda a prevenir daños y la mantiene en buenas condiciones.

Aquí te dejamos nuestra guía para que sepas cómo barnizar un mueble como todo un profesional.

¿En qué momento debo usar un barniz para madera?

Sea cual sea el producto que desees utilizar, primero necesitas eliminar por completo cualquier barniz, ceras, aceites, manchas de madera, polvo, suciedad, grasa, áreas irregulares y cosas pegajosas existentes antes de aplicar un barniz para madera.

Tu espacio de trabajo debe estar libre de polvo y suciedad, de lo contrario, puede acumularse en la superficie de la madera, estropeando el brillo y el acabado liso.

Es mejor usar una brocha con cerdas naturales en lugar de sintéticas para acabados a base de aceite. También puedes utilizar rodillos o trapos para ambos tipos de acabado.

Cada producto de barniz para madera es diferente. Todos los productos vienen con instrucciones detalladas y siempre debes seguirlas al pie de la letra.

A continuación, te damos algunos consejos útiles:

Consejos para barnizar madera

Antes de comenzar a trabajar, aspira el área y quita el polvo y la suciedad.

Un trapeador ligeramente húmedo funciona bien para eliminar el polvo del piso.

Elige un día en el que el clima no sea demasiado húmedo. El barniz se secará más lento en condiciones húmedas o frías, y hay más posibilidades de que el polvo y la suciedad se asienten en tu proyecto antes de que esté completamente seco.

Si trabajas en interiores, utiliza la calefacción para que la temperatura ambiente esté entre 20 y 25 ° C. Si la habitación está demasiado caliente, el barniz se secará demasiado rápido y se pueden formar burbujas.

Elimina cualquier barniz o acabado existente con un removedor de pintura.

Lija la madera para eliminar las imperfecciones de la superficie, luego usa un paño húmedo para eliminar los escombros y deja que la madera se seque.

Aplica tu primera capa de barniz puro, luego déjala secar por completo. Lija suavemente la superficie con un papel muy fino.

Aplica las capas que creas necesarias, generalmente de 2 a 3 capas es la norma, pero se pueden aplicar capas adicionales para una mayor profundidad de acabado, lijando suavemente entre cada capa.

También te puede interesar: Tips para combinar muebles modernos con antiguos