Evita que tus accesorios de baño se oxiden

Puede ser un verdadero desafío evitar la formación de óxido en los accesorios del baño. Piensa en la forma en que está construido. Tiene todo este metal alrededor del inodoro, la ducha y el lavabo. Luego mezcla todo eso con la humedad que siempre se forma en y alrededor del baño cuando te duchas.

La combinación de estas dos cosas es el escenario ideal para permitir que el óxido se forme rápidamente. Quieres hacer lo que sea para prevenir esto en los lavabos de tu baño pero no cuentas con un tratamiento anticorrosivo para metales. A continuación te brindamos unos consejos.

Productos de limpieza

Una de las formas más fáciles de evitar que los accesorios del baño se oxiden es usar productos de limpieza de tiendas. Cuando vayas al supermercado o farmacia local, es probable que encuentres todo tipo de limpiadores de baño.

Si aún no se ha oxidado, limpiar con estos es una excelente manera de mantener todo fresco y eliminar la humedad. Si ya tiene algo de óxido, estos productos de limpieza se pueden usar para eliminar las manchas de óxido.

Si tienes curiosidad sobre qué usar, las soluciones de limpieza para inodoros suelen ser uno de los mejores productos para combinar.

Vinagre y bicarbonato de sodio

Si buscas una forma diferente de limpiar los enseres del baño, también puedes utilizar vinagre y bicarbonato de sodio, lo que te permitirá darles una buena limpieza periódica a todos los enseres sin tener que ir a una tienda a comprar productos profesionales.

Ten cuidado de no manchar tu ropa. Has ambas soluciones colocándolas en una botella rociadora diluida en agua. Una vez que tengas la consistencia adecuada, puedes rociar y limpiar para darle a todo un bonito brillo y combatir el óxido.

Accesorios de acero inoxidable

¿Alguna vez has considerado el valor que obtendrías del acero inoxidable? no tendrías que preocuparte por la oxidación con el tiempo. El precio inicial de los accesorios puede ser más alto que el de otros materiales, pero el valor que obtendrá al no tener que lidiar con el óxido podría valer el costo adicional.

Hay muchas cosas que puedes hacer para ayudar a combatir el óxido en los accesorios del baño. La batalla puede parecer desalentadora, ya que la humedad siempre estará presente, pero ciertamente no es imposible.

Recuerda que adquirir el hábito de realizar una limpieza de rutina de los accesorios es importante. Además de eso, si se forma óxido, hay soluciones que puedes usar, tratamientos anticorrosivos y métodos naturales para probar con la intención de mantener esos accesorios brillantes.

También te puede interesar el siguiente artículo.

Cómo evitar que los artículos metálicos se oxiden

El óxido se refiere a la corrosión de materiales metálicos. Es una reacción natural del hierro, el cobre y otros metales oxidables al oxígeno presente en el aire y el agua. El óxido o el óxido de hierro necesitan oxígeno, agua o aire y metal. Esto puede prevenirse con un tratamiento anticorrosivo para metales.

Si no cuentas con anticorrosivo, evita que se oxiden con tratamientos caseros y antioxidantes, para prolongar su vida útil. A continuación, te indicamos cómo evitar la formación de óxido.

1. Diseña pensando en el agua

Implica técnicas de ingeniería y materiales para evitar la acumulación de agua. Por ejemplo, un diseñador podría diseñar un sistema de drenaje o bajante para evitar que el agua de lluvia se estanque.

2. Controla los productos químicos en el medio ambiente.

Puedes reducir o prevenir la corrosión al eliminar las fuentes químicas que ayudan a formar ácido fórmico, un químico corrosivo del cobre. En el caso de los tubos de cobre en los sistemas HVAC, como los acondicionadores de aire de ventana, elimina las fuentes que elevan los niveles de ácido fórmico, como suavizantes de telas, detergentes para ropa, gel de baño y quitapinturas. Controla el nivel de azufre, oxígeno y cloruro presentes en tu cocina o cuarto de lavado.

3. Emplear revestimiento preventivo

Invierte en pinturas, lubricantes y aerosoles. Para techos galvanizados, usa una pintura de imprimación para la capa inicial y termínala con una capa final de pintura de látex o acrílica. Puedes utilizar óxidos rojos, pinturas ricas en magnesio, cromato de zinc, resina de vinilo, resina de caucho clorado, pinturas de silicona y aluminio, resinas de poliuretano, aglutinantes, resinas epoxi, alquitrán de hulla epoxi y cromato de zinc.

4. Mantenimiento preventivo

Sin un mantenimiento constante, cualquier revestimiento o pintura no es suficiente. Los rayones y abolladuras pueden acelerar la oxidación. Asegúrate de configurar un espacio de almacenamiento organizado para artículos metálicos como piezas de bicicletas, ollas y sartenes.

El almacenamiento desorganizado o desordenado es una manera fácil de dejar abolladuras en tus artículos metálicos. Para monedas y medallas, invierte en cajas de plástico protectoras para mantener su lustre y brillo.

Esperamos que estos consejos para evitar que los artículos de tu hogar se oxiden puedas ponerlos en práctica. También te puede interesar el pintado de metales correcto.

Consejos para la preparación y pitado de metales

Es importante cuidar aquellas rejas, puertas, vallas, entre otros objetos en exteriores que sufren las consecuencias de los cambios del clima, y con el paso del tiempo se van deteriorando y mostrando signos de corrosión.

Ante esto, la mejor manera de proteger y mantener estos elementos es mediante la preparación y pintado con un buen tratamiento anticorrosivo de metales, lo cual, a su vez, hará que luzcan como nuevos. A continuación te decimos como hacerlo.

 La preparación, un paso indispensable

Es necesario retirar la pintura antigua que se encuentra en la superficie. Para ello se puede utilizar un cepillo de alambre.

No obstante, para un mejor acabado se recomienda utilizar removedor, el cual permite remover fácilmente todo tipo de pintura como barnices, esmaltes, lacas o cualquier otro componente aplicado en superficies metálicas.

Posteriormente, en caso tal de que el metal se encuentre oxidado será necesario buscar un lugar ventilado, colocar una lámina protectora, utilizar guantes y mascarillas para el polvo, ya que trabajar cerca de partículas de óxido puede ser nocivo para la salud.

Retira el óxido. En caso tal de que los signos de corrosión sean poco evidentes, se puede utilizar una lija para este fin. Si la superficie se encuentra muy oxidada se aconseja aplicar un removedor que tenga un alto poder solvente.

Por último, aplicar un Primer Cromato de Zinc, que es un inhibidor de corrosión que ayuda a proteger a las superficies de metal.

Si la superficie de metal no está óxidada, probablemente contenga grasa en su superficie, la cual es necesaria eliminar.

Para ello se necesita aplicar un Varsol o Thinner, el cual es un producto que tiene un efecto desengrasante, que permite que la pintura se adhiera correctamente.

Una vez se haya removido todo el óxido y limpiado la superficie, el siguiente paso es aplicar un tratamiento o pintura anticorrosiva, el cual es ideal para proteger superficies metálicas en interiores y exteriores.

No obstante, teniendo en cuenta que el metal es propenso a oxidarse, es necesario aplicar una capa doble de imprimante, y así, el metal será menos vulnerable a los efectos del tiempo.

Antes de aplicar la pintura es necesario esperar que el imprimante seque por completo.

Aplicar la pintura

Se recomienda utilizar esmaltes sintéticos los cuales cuentan con un acabado mate o brillante y están fabricados para ofrecer una alta resistencia a la intemperie, y a su vez protege las superficies.

Se recomienda aplicar la pintura de manera uniforme, utilizar una brocha y evitar crear una primera capa muy gruesa.

Luego esperar que la primera capa se seque por completo para aplicar después una segunda capa que ayudará a la superficie a verse mucho más uniforme.

Luego de pintar, es importante esperar entre 36 y 48 horas antes de utilizar el objeto de metal, esto te ayudará a evitar daños accidentales sobre la superficie trabajada.

Siguiendo todos estos pasos, podrás preparar y pintar tus superficies de metal como un profesional, sin importar que la pieza se encuentre oxidada. También te puede interesar el siguiente artículo.