persona pintando metal con brocha

Tipos de pintura que puedes usar para pintar metales

Una pintura antióxido es excelente opción para pintar metales, ya sean puertas, barandales, muebles, rejas o cualquier detalle que necesites renovar en tu hogar. Si realizarás algún tipo de recubrimiento similar a los mencionados, déjanos decirte los tipos de pintura que puedes usar para pintar metales.

Tipos de pintura que puedes usar para pintar metales

La pintura antióxido, de látex o la acrílica son los tipos de pintura que puedes usar para pintar metales. No obstante, antes de comenzar con el proyecto, debes aplicar una imprimación. Esto con el propósito de tapar los poros en la superficie del metal, para que el resultado final sea más uniforme.

Tapar los poros de la superficie metálica también evitará que se forme óxido en el futuro. Para esto hay que verificar que tanto la pintura para tapar poros actué bien junto con la pintura final.

Pintura en aerosol

Muchas personas optan por pintura en aerosol como alternativa, pero esta es recomendada en menor medida, ya que gracias al clima, la fricción con la superficie y otros factores, puede desprenderse, lo que significará que tendrás que repetir el proceso de pintado en un tiempo corto.

Pintura antióxido

Para evitar malas experiencias con la pintura en aerosol, te recomendamos invertir en productos de mayor calidad. Con pinturas antióxido de acrílico o de látex, podrás obtener una mejor protección para tu pieza de metal y una mayor durabilidad en el acabado de tu proyecto.

Recuerda ser cuidadoso, y pintar de forma lenta y uniforme para evitar muchas capas innecesarias.

Técnica para el pintado de metal

El método para pintar metal más confiable y más usado es utilizando una brocha, aunque si cuentas con un equipo airless el acabado quedara aún más fino. No obstante, se requiere de cierta habilidad para poder aplicar la pintura con esta máquina.

La preparación previa es esencial. Debes de limpiar la superficie a pintar de cualquier agente contaminante, como tierra, restos de pintura anterior, grasa, polvo y óxido. Si no haces esta limpieza podrías afectar el acabado final de tu proyecto. Intenta lijar primero y después pasa un trapo húmedo.

Superficie oxidada

La pintura para metal se ve afectada si hay óxido, ya que no se adhiere y naturalmente interfiere con el color original. Si no eliminas el óxido con algún removedor o lijándolo, la pintura no podrá adherirse al metal y el trabajo quedará realmente mal.

Pintura para tapar poros

La capa de pintura para tapar poros es una buena opción, ya que protege por más tiempo tu pieza de metal, y evita que se forme óxido en el futuro.

Te recomendamos aplicar capas finas de manera lenta y suave para permitir que el acabado quede más fino. Unas capas gruesas de pintura brindarán mal aspecto a tu pieza, sin mencionar que lo más seguro es que estas capas comiencen a desprenderse del metal.

Estos tipos de pintura que puedes usar para pintar metales te ayudarán a obtener resultados iguales a los de un profesional. No olvides que puedes compartirnos los resultados de tu proyecto de bricolaje en los comentarios.

También puede interesarte: Prepárate para pintar tu hogar con estos tips.