¿Cómo usar el amarillo limón en tu hogar?

sala amarilla

Si bien no podemos controlar el clima (o la forma en que funciona el tiempo), podemos crear fácilmente espacios que imiten ese mismo ambiente soleado. ¿Cómo? ¡Incorporando un poco de amarillo limón a nuestras vidas!

Todos queremos espacios que se sientan soleados, luminosos y cálidos en nuestros hogares. Esto se vuelve especialmente importante cuando nos encontramos en medio del invierno, con los días más cortos dejándonos con ganas de más sol en nuestras vidas.

El amarillo limón no es lo que llamarías un color sutil, es ideal para habitaciones que quieres que se sientan animadas y llenas de energía.

Por lo tanto, cuando estés pensando en colores para pintar una casa, considera al amarillo limón como tu primera opción para tu próxima decoración.

sala de color amarillo limón

Usa el amarillo limón para fomentar la conversación

Nos gusta la idea de usarlo en espacios que fomenten la conversación y la interacción, como los espacios de reunión en tu hogar.

Piensa en salas, cocinas y comedores. Dado que es tan brillante, puede ser demasiado estimulante para un dormitorio.

En cualquier espacio que esté destinado a ser más relajante, es posible que desees considerar usarlo como un color de acento.

El amarillo limón es un tono que calienta instantáneamente una habitación, lo que lo convierte en una opción perfecta para espacios que tienden a sentirse un poco oscuros, especialmente en invierno.

El amarillo limón te hace sentir como vibrante

Un toque de limón puede hacerte sentir como si estuvieras sentado en una habitación llena de sol, ¡incluso en el día más oscuro!

Dado que es tan brillante, puede parecer que estás limitado en tu elección de paleta de colores, ¡pero ese no es el caso! El amarillo es bastante versátil y combina bien con una variedad de colores diferentes.

Para una apariencia verdaderamente clásica, nada funciona como el blanco nítido. Si vas a pintar una pared de color amarillo limón, elige acentos blancos en las molduras y en muebles más grandes como estanterías o mesas.

Los tonos de gris también funcionan a la perfección con este tono de amarillo: crea una apariencia más moderna.

Un sofá gris se vería increíble en una sala decorada en amarillo y blanco. En cuanto a la sombra, los grises claros y oscuros funcionan muy bien con el amarillo brillante.

O si lo prefieres, puedes usar azul

Si deseas aportar más color a tu espacio, el azul siempre es una excelente opción. Los azules más oscuros como el azul marino ayudan a atenuar la intensidad del amarillo, mientras que un tono brillante de cobalto realmente puede resaltar cuando se combina con el amarillo.

El púrpura se encuentra frente al amarillo en la rueda de colores, lo que lo convierte en una excelente opción para agregar a tu paleta amarilla.

Si bien ambos colores son bastante brillantes, se equilibran entre sí y crean un contraste súper divertido, especialmente si eliges un púrpura más apagado.

Solo asegúrate de no usar demasiado de ambos colores al mismo tiempo; elige uno como color dominante y utiliza el otro como acento.

También te puede interesar: ¿El mejor color para habitaciones oscuras?