El acabado de pintura adecuado

Conocer los diferentes tipos de pintura no es suficiente. Trata de comprender los acabados de pintura y sus tipos también, para que puedas darle a tu apartamento el aspecto que estás buscando.

Una vez que tengas el producto de pintura adecuado para tus paredes, te recomendamos tener a la mano masking tape azul, unas buenas brochas y un rodillo especial.

1. Cáscara de huevo

Si bien son a base de agua, esta clase de pintura tiene un toque de brillo, y son un poco más reflectantes que la pintura mate; por lo tanto, las marcas aún pueden verse.

Es un poco más duradera, una buena opción para áreas comunes como la sala y el comedor, donde es probable que muchas personas toquen las paredes.

Consejo: dos capas generalmente darán un color parejo; usa un sellador.

2. Mate/Plano

La pintura a base de agua tiene el brillo menos reflectante con una textura aterciopelada.

Por esta razón, disimulan bien las imperfecciones en la pared. Sin embargo, tales pinturas pueden ser difíciles de limpiar, ya que pueden desprenderse con el paño o la esponja que se está utilizando.

Esto no los convierte en la opción más duradera y, por lo tanto, son ideales para áreas con menos tráfico: prueba con techos y paredes que es poco probable que se toquen.

Consejo: Aplica cuantas capas de pintura mate creas necesario para  obtener una cobertura uniforme.

El acabado de pintura adecuado

3. Pintura satinada

Este producto está disponible tanto en disolventes a base de agua como a base de aceite.

Ligeramente más brillante que la cáscara de huevo, y con una textura satinada, por supuesto, la pintura satinada es una gran opción que tiene la cantidad justa de brillo y, sin embargo, puede resistir la limpieza y el restregado ligero.

Por lo tanto, estos se pueden usar para áreas de alto tráfico como tu cocina, baños, pasillos, dormitorios, así como para molduras de ventanas y puertas. ¡Nos parece un ganador sin complicaciones!

Consejo: una capa es suficiente, pero si la pintura es delgada, se requiere una segunda capa.

4. Brillo y semibrillo

Al igual que el satinado, ambos también son a base de agua y aceite. El más reflectante de todos los acabados, la textura brillante y el semibrillo imita la del esmalte o el plástico.

Si bien es una excelente elección si buscas hacer una declaración, no ocultan bien las imperfecciones.

Por lo tanto, aunque se pueden usar en áreas concurridas como cocinas y baños, es mejor que utilices este producto en zócalos, molduras, puertas y gabinetes, donde uno no debe preocuparse por revelar fallas.

Consejo: agrega una sola capa de pintura brillante o semibrillante y dos de sellador.

También te puede interesar: Diferentes colores de pintura para pared