Evita estos errores cuando pintes

Evita estos errores cuando pintes

Antes de que pintes, te recomendamos hablar con diferentes pintores de casas. Descubrirás que cada pintor tiene sus propios trucos y preferencias que utilizan para producir resultados excepcionales.

No obstante, el hecho de que existan varios métodos para pintar una pared, no significa que todos sean igualmente válidos.

Después de todo, hay algunos realmente malos que definitivamente producirán resultados desagradables. A eso le sumamos que compres productos de baja calidad en lugar de optar por una cubeta pintura vinílica, entre otras cosas.

Describiremos un par de ellos y te ayudaremos a evitarlos.

Evita estos errores cuando pintes

1. Siempre prepara la superficie a pintar

Si simplemente te acercas a una pared y comienzas a pintarla, puedes estar seguro de que tendrás problemas.

Cualquier agujero o defecto en la superficie se verá a través de la pintura nueva, estropeando el efecto. Peor aún, es probable que haya polvo, pelusas, suciedad y pelos en la pared.

Es posible que no los veas, pero una vez que entran en contacto con la pintura húmeda, ¡se muestran claramente!

Consejo de prevención: siempre lava una pared interior antes de que pintes y tómate el tiempo para reparar daños en la superficie, como abolladuras y raspaduras.

2. No pintes deprisa

Un buen pintor trabajará eficientemente, pero nunca se apresurará. Cuando te apresuras, tiendes a crear todo tipo de problemas. Primero, un trabajo de pintura apresurado hará que se pinte todo tipo de lugares que no están considerados.

Salpicaduras, goteos, salpicaduras y pequeñas gotas de pintura tienen la costumbre de aterrizar en todas partes. Además, las líneas de los bordes y las esquinas no quedarán rectas si te apresuras.

Finalmente, un trabajo de pintura apresurado generalmente termina dejando áreas delgadas o irregulares, donde se ve el color original.

Consejo de prevención: Tómate tu tiempo cuando pintes, planifica cada paso metódicamente y recuerda que vale la pena invertir tiempo adicional.

3: No uses materiales baratos cuando pintes

Ya sea que estés pintando una habitación o que contrates a una empresa de pintura local, el costo de los materiales es solo una pequeña parte de tu inversión.

El tiempo de la mano de obra es realmente donde está el costo, ya sea tu propio tiempo o el del profesional. Simplemente no tiene sentido tratar de ahorrar en pintura y terminar con resultados inferiores con los que vivirás durante años.

A veces, las personas cometen este error al usar una pintura de baja calidad. Estas pinturas económicas brindan una cobertura deficiente, lo que significa que el color anterior puede verse y el nuevo color no será uniforme ni claro.

Además, las pinturas de baja calidad no duran tanto, son más propensas a rayarse y mancharse, y son menos resistentes al lavado.

Consejo de prevención: cuando pintes, compra una pintura de alta gama que sea adecuada para el tipo de habitación en la que la usarás y asegúrate de usar suficientes capas para una cobertura completa.

También te puede interesar: Trucos para seleccionar colores de pintura