Pintura mate, brillante o satinada: ¿cómo elegirla?

pintura para tu recámara

Muchas personas prefieren la pintura mate porque les gusta el aspecto, pero la mayoría de la gente está bastante contenta con la pintura de cáscara de huevo, ya que tiene un brillo suave donde golpea la luz.

Aquí explicaremos más a detalle sobre cada acabado, para que aproveches el buen fin en pinturas y elijas las que tú creas que le darán un gran aspecto a tu casa. Esta información te será de gran ayuda, porque tendrás mayor noción de los distintos tipos de materiales que venden en el mercado.

pintura mate

Pintura mate

Tiene un aspecto aterciopelado y es la mejor opción para ocultar cualquier imperfección de la pared. Sin embargo, es la opción menos duradera y, por lo general, no resiste bien el restregado.

La buena noticia es que muchas fórmulas de pintura se limpian fácilmente con agua y jabón, pero la gente todavía tiende a evitarla en favor de otros brillos que son más fáciles de cuidar.

Pintura satín

La pintura satinada tiene algo de brillo y es una excelente opción para las cocinas y baños.

Resiste excepcionalmente bien al fregado y la limpieza regular. Sin embargo, su brillo resalta las imperfecciones de la pared como grietas, hendiduras o áreas mal parcheadas.

Cáscara de huevo

Un acabado de cáscara de huevo tiene un brillo más sutil, por lo que es una excelente opción si no estás listo para el satín.

Ofrece lo que puedes esperar: es más brillante que el mate (pero no tan brillante como el satinado) y es más fácil de limpiar. La pintura de cáscara de huevo es una buena opción para salas, pasillos y dormitorios.

Pintura brillante

Cuanto más brillo haya en la pintura, más duradera será. De hecho, la pintura brillante será la más resistente, pero ten en cuenta que también mostrará la mayoría de las imperfecciones.

A menos que realmente estés buscando el acabado más brillante que puedas encontrar, es posible que te sientas más feliz con el semibrillante.

Semibrillante

La pintura semibrillante es recomendable para todos los adornos y carpintería. Agrega un brillo que puede hacer que cualquier cosa se vea más interesante en un instante. Además, es fácil de cuidar con agua y jabón o con un paño suave para quitar el polvo.

También te puede interesar: Cinco formas de impermeabilizar tu hogar