kit de herramientas para pintar

Qué materiales tener en un kit de pintura

Un kit de pintura suele tener pasta de parche, espátula, paño protector, guantes de plástico, disolvente de pintura, imprimación y abrelatas de pintura. Sigue leyendo para saber qué materiales tener en un kit de pintura.

Saber qué materiales tener en un kit de pintura es uno de los mejores tips para pintar paredes que te pueden dar.

Cinta adhesiva de pintor y brochas

Asegúrate de comprar mucha cinta adhesiva de pintor, una variedad de brochas, así como un rodillo de pintura y una cubierta de rodillo.

También sería útil agregar una barra de extensión a tu kit. Te ayudará a llegar al techo y te permitirá alejarte de la pared para evitar salpicaduras de pintura en tu ropa.

Bote de pintura y una bandeja de rodillos

El kit de pintura debe incluir un bote de pintura y una bandeja de rodillos con un revestimiento desechable. Si planeas pintar un área grande, incluye un balde de 5 galones, junto a una rejilla para quitar el exceso de pintura del rodillo.

Herramienta de pintura multipropósito y gafas de seguridad

Ningún kit de pintura estaría completo sin una herramienta de pintura multipropósito, la cual se puede usar para limpiar masilla, quitar clavos, limpiar cubiertas de rodillos, aplicar masilla o esmalte, raspar pintura y clavar clavos.

Por último, asegúrate de que el kit incluya gafas de seguridad, para evitar que las salpicaduras de pintura te entren a los ojos.

¿Cómo elegir las brochas y rodillos?

Al seleccionar brochas, elige de cerdas sintéticas o de nailon para usar con pintura de látex, y de cerdas naturales para usar pinturas, tintes y barnices a base de aceite. Las cubiertas de los rodillos de pintura vienen en diferentes fibras y texturas.

A menos que planees aplicar textura a la pared, usa siestas más cortas para superficies lisas y siestas más largas para superficies texturizadas.

Aplicación de la pintura

En lugar de sumergir la brocha directamente en la lata de pintura, usa un bote de pintura, que es más ancho que una lata de pintura estándar. Al cargar la brocha, sumerge la mitad de la longitud de sus cerdas en la pintura.

Golpea el cepillo contra el costado de la olla para eliminar el exceso de pintura y retíralo. Sostén la brocha en ángulo para sujetar la pintura. A medida que aplicas la pintura a la pared, la fricción sacará pintura del pincel.

Un problema común conocido como “bandas de sombreros” ocurre cuando los pintores usan un pincel para cortar y un rodillo para aplicar el resto de la pintura, produciendo así una textura diferente a lo largo del techo y la moldura. Para evitar que se formen bandas de sombreros, pasa la pintura lo más cerca posible de las áreas recortadas.

Este artículo sobre qué materiales tener en un kit de pintura te ayudará a estar preparado para empezar tu proyecto de renovación en cualquier momento. No olvides compartirnos en los comentarios qué otras herramientas consideras que debería tener un kit de pintura.

También te puede interesar: