Refresca tu hogar con una nueva decoración

Refresca tu hogar con una nueva decoración

Las paredes decorativas han sido una tendencia constante desde hace un tiempo. Yuxtaponer tu decoración con un toque de color en una pared, realmente puede cambiar todo en cualquier habitación de tu hogar. No obstante, el trabajo de pintura puede ser desalentador.

Tienes que preguntarte: ¿Por dónde empezar? ¿Qué pared elegir, qué color debes elegir y cómo comenzar a personalizar el resto de tu decoración una vez que pintes con la cubeta pintura vinílica que elijas? Aquí hay algunos consejos útiles para comenzar a pintar la pared principal:

Utiliza un punto focal existente

Elegir una pared característica es una gran elección, pero probablemente ya tengas una pared en mente.

Es probable que haya una pared que estás pintando la cual ya sea un punto focal para esa habitación.

Una pared con una repisa o simplemente una pared sin nada encima puede ser la opción perfecta para tu pared característica.

pinta una pared en tu hogar

Elegir un color para ciertas habitaciones de tu hogar

Elegir un color para la pared principal es una excelente manera de sacar el decorador de interiores que llevas dentro. La pintura mural característica te brinda la oportunidad de elegir un color llamativo que quizás no desees pintar en todo tu hogar.

Un rojo oscuro, verde azulado o incluso un naranja quemado son colores comunes para la pintura de paredes de tu hogar.

Una vez que hayas elegido un color para la pared principal, querrás elegir un color armonizador para tus otras paredes y encontrar una decoración que complemente tu nueva pared principal.

Pintar paredes complementarias en tu hogar

Ahora que tienes el color perfecto para pintar paredes, puedes comenzar a elegir el color para el resto de tus paredes.

Una versión más ligera de tu pared característica suele ser una muy buena opción. También puedes elegir un color más neutro con un matiz que equilibre el color de la pared principal.

Elegir la decoración que combine con la pared principal

Una vez que hayas completado la pintura de la pared característica, puedes comenzar a mirar la decoración y las piezas de acento para ayudar a unir la habitación de tu hogar.

Las versiones más ligeras de tu pared se pueden presentar en cojines, mantas y marcos de cuadros. También puedes elegir otro color atrevido para tus cojines.

Por ejemplo, si tu pared característica es verde azulado, puedes intentar agregar acentos de color dorado o mostaza en toda la habitación.

También te puede interesar: 10 tips antes de pintar el interior de tu casa