Colores de pintura para tu dormitorio

habitación verde

Tu dormitorio principal es tu espacio personal. Debe estar pintado con colores que reflejen tu personalidad, no la de otra persona.

No importa cuán hermoso se vea cierto color en una revista, si no te gusta o no te sientes cómodo con él, no deberías usarlo en tu dormitorio principal.

Esta es la habitación más íntima y privada de tu hogar, y sus colores deben ser un reflejo de lo que disfrutas y lo que te hace sentir cómodo.

Piensa en el estado de ánimo que te gustaría establecer en tu dormitorio principal. La mayoría de la gente quiere que esa habitación sea un oasis relajante; un retiro del mundo y sus responsabilidades.

Es posible que desees una habitación energizante o sofisticada. El color puede ayudarte a lograr el estado de ánimo que desees. Te podrían servir estos tips para pintar paredes y lograr el resultado esperado por ti y la gente que vive en tu hogar.

dormitorio amarillo

En blanco y negro

La combinación en blanco y negro funciona bien, desde la moda hasta los baños y cocinas y los esquemas de color de un dormitorio.

Es clásico, y la gente se siente atraída por él. Es simple y relajante para un espacio donde el sueño y la relajación deberían ocurrir.

Púrpura

Si bien no es una opción popular, los esquemas de color púrpura en el dormitorio principal atraen a algunas personas. El color lavanda puede ser relajante, mientras que los morados oscuros pueden ser inesperados y estimulantes.

Asociado con la realeza, el púrpura puede funcionar bien en el dormitorio principal, ya que puede sentirse lujoso y sofisticado.

Verde para tu dormitorio

Naturaleza, relax y frescura. Eso es lo que evoca el verde. Y debido a que tiene elementos cálidos y fríos, es una opción versátil para tu dormitorio principal.

Combina bien con elementos naturales como muebles de madera y suelos de bambú. Y puedes ir contemporáneo o tradicional, dependiendo de los tonos que elijas.

Rojo

Este es un color estimulante, por lo que demasiado puede ser… bueno, demasiado. El rojo en altas dosis puede dominar tu sentido y volverse abrumador. De hecho, se ha descubierto que aumenta la presión arterial.

Elige un tono apagado junto con los muebles adecuados para equilibrar la intensidad.

Amarillo para tu dormitorio

Esto también puede ser abrumador si es demasiado brillante. Los estudios han encontrado que las personas tienen más discusiones en las habitaciones amarillas, así que ten cuidado cuando vayas con este color. Opta por tonos más suaves y relajantes.

No obstante, si tienes una disposición soleada y prospera en ambientes amarillos, ve con lo que te sienta bien.

Azul

En un análisis, se descubrió que las paredes azules de los dormitorios conducen a un precio más alto en la venta de una casa. Eso debe significar que este color es muy usado para el dormitorio principal.

Los azules fríos son relajantes para una habitación tranquila, mientras que los azules oscuros pueden ayudar a resaltar tus muebles antiguos. El azul también abre visualmente un espacio, por lo que es una excelente opción si tienes un dormitorio principal pequeño.

También te puede interesar: ¿Cómo usar el amarillo limón en tu hogar?