Compras vintage para el hogar

Desde que tengo memoria, he tenido una gran pasión por la búsqueda de objetos únicos de décadas pasadas. ¿Conoces esos abrigos de gran tamaño, tees vintage de banda perfectamente desgastados, globos viejos o jarrones antiguos con los que te encuentras? Bueno, yo también.

También te puede interesar: ¿Remodelando tu empresa?

Hay un millón de razones por las que me encanta ir de compras, en parte porque es terapéutico, pero principalmente porque puedes encontrar tesoros únicos para la decoración de hoy en día.

Definitivamente he considerado la posibilidad de haber nacido en la década equivocada, ¿alguna vez te sentiste así? De cualquier manera, he reunido algunos consejos de compras que puede utilizar cuando busque piezas antiguas a las que puedes darle una nueva vida.

Debes saber dónde comprar

Me complace decir que en las tiendas vintage y de segunda mano más pequeñas es donde generalmente encuentro las mejores piezas. No solo son típicamente más cuidadosos que otras tiendas de segunda mano, sino que también hay un cierto romanticismo al tropezar con una tienda de época tranquila y llena de objetos. Mis cosas favoritas para buscar en tiendas como esta son los artículos específicos del lugar, ya sea una jarra de recuerdo vintage de la ciudad que estás visitando o un viejo mapa decorativo de tu ciudad natal que funjan como buenas decoraciones para cuartos.

¡Recógelo!

Cuando me desplazo, siempre encuentro que recoger y sentir lo que estoy comprando me permite comprenderlo mejor. Es realmente difícil volver a imaginar cómo un objeto viejo puede verse y sentirse en tu propia casa cuando estás abarrotado por otros objetos no relacionados. Si un plato te llama la atención, intenta levantarlo. Sal de esa tienda vintage e imagínate en tu hogar entreteniendo a tus amigos y familiares. A menudo, esto me da una mejor idea de qué objetos agregaría a mi vida y cuáles me gustan solo por el color o la forma interesante.

Un buen trato no equivale a una buena compra

Es fácil caer en el hábito de comprar en condiciones extremas cuando se realizan compras de segunda mano. Cuando veas una silla de mimbre con un precio de $300 pesos, no te dejes engañar. Lo más probable es que el asiento se deshaga o que el perro del dueño anterior haya usado las patas como un juguete para masticar. Siempre habrá piezas extremadamente baratas con mucho potencial, pero muchas de ellas están más allá del punto de reparación. Dicho esto, sigue intentándolo y aparecerá otra silla de mimbre en mucho mejor estado. Lo que me lleva a mi siguiente punto.

Es un juego de espera

Algunos días saldrás sin nada. Otros días tendrás que llamar al cuñado de la tía de tu amigo para que te recoja con su camioneta. ¡El punto es que el thrifting es un dar y recibir! Elije algunos lugares favoritos a tu alrededor y visítalos con frecuencia: las tiendas vintage como esta completan el inventario rápidamente. Además, si vas lo suficiente, hay una buena probabilidad de entablar amistad con un empleado y descubrir cuándo llegan nuevos productos.

Encuentra un equilibrio entre las compras con un propósito y tener un ojo curioso

Entrar en una tienda como esta puede ser increíblemente intimidante si no tienes idea de lo que estás buscando. Entra con un propósito: tal vez estés buscando una mesa de café con detalles nuevos, algunos vinilos antiguos o un juego de barra art déco ¡o los tres!. Pero no dejes que eso te limite; algunos de los mejores hallazgos serán totalmente inesperados y sorprendentes. Mantén una mente curiosa y navega un poco después de haber visto o no todas las cosas por las que entraste.

Ve preparado

A menudo me encuentro con ideas más grandes que mi caja de herramientas. En otras palabras, ten cuidado de ser demasiado ambicioso con lo que puedes arreglar o alterar y con lo que no puedes. Es cierto que muchos hallazgos pueden tener una vida completamente nueva después de algunas modificaciones sencillas, como una nueva capa de pintura o un nuevo hardware. Pero cuando se trata de volver a cablear lámparas antiguas o alterar completamente un vestido retro, tómate un momento para pensar en lo factible que es la solución. ¡Soy culpable! Tengo una gran colección de cosas a las que algún día llegaré, lo juro. Pero estoy convencido de que esta colección será útil en un día lluvioso. Toma este consejo como quieras.

Finalmente, define tus artículos favoritos

Descubrirás que cuanto más visites estas tiendas, más sabrás cuáles son los tesoros. Algunos de mis artículos probados son: muebles, tees gráficos, discos de vinilo, abrigos / chaquetas, libros antiguos, bolsos y arte.

Deja un comentario