¿Remodelando tu empresa?

Sabemos que además de tu casa, es importante mantener en buen estado tu empresa.

Darle a tu compañía una nueva capa de pintura no solo hará que las cosas se vean bien, sino que también mostrará a tus clientes que te preocupas por los detalles.

Un centro de negocios con un adecuado mantenimiento, que recibe actualizaciones de vez en cuando en los colores y estilos actuales inspira confianza en sus clientes.

Pero pintar o remodelar puede ser perjudicial para tus operaciones diarias, por lo que es fácil postergarlo o incluso considerar cerrar mientras se realiza el procesos de remodelación y pintura.

No desesperes ¡y no lo pospongas! Con una planificación cuidadosa, aún puedes mantener tu negocio y satisfacer las necesidades de tus clientes durante un repintado sin tener que cerrar.

También te puede interesar: ¿Cómo saber si es moho o humedad?

Configurar zonas

Dependiendo del tamaño de tu negocio, puedes dividir el área en zonas para que solo se esté pintando o remodelando un área de tu negocio a la vez.

Esto hace que sea más fácil mover los escritorios, desviar el tráfico peatonal por unos días o usar una entrada diferente por un corto tiempo.

Importate, si no realizas una buena planificación, todo se volverá un caos.

Negociar Horas de Trabajo

Si tu negocio no está abierto las 24 horas del día, los 7 días de la semana, o si tiene horas en las que no hay tanto trabajo, pregúntale a tu pintor si puede trabajar durante las horas cerradas o de menos tranajo.

Si diriges una oficina con muchos empleados, ¿puede tu contratista trabajar el fin de semana mientras todos sus empleados están en casa? Si administras un complejo de departamentos ¿puede tu pintor comenzar el día después de la hora pico de la mañana y cerrar antes de la noche?

Notifica a tus clientes y empleados

Usa varias formas de comunicación para notificar a quienes se verán afectados por la interrupción.

Envía un correo electrónico a tus empleados, diles en tu reunión semanal de personal y coloca letreros en la oficina para recordarle a las personas cuándo comenzarán los trabajos de pintura.

Coloca letreros para los clientes que indiquen dónde se realiza la remodelación y las medidas que estás tomando para minimizar la interrupción.

Esto muestra atención a tus clientes, y les permite saber qué esperar, con la esperanza de minimizar las quejas.

Usa las redes sociales el correo electrónico para informar a tus clientes sobre la interrupción temporal.

Instala barreras de contención

Usa las barreras adecuadas para mantener el ambiente ideal para aquellos que estarán en el área. Habla con el contratista sobre qué usar.

Crear una zona desocupada

Si tienes espacio, crea una zona que quedará desocupada entre tu negocio y la construcción. Esto reduce el ruido, mantiene la calidad del ambiente, y generalmente molesta menos a tus clientes y empleados.

Manejo adecuado de quejas

Vas a tener quejas, así que ten un plan listo para manejarlas. Una respuesta rápida y amable a un cliente le hará saber que su aportación es valiosa y probablemente los traerá de vuelta para más negocios en un futuro. Designa a una persona como el contacto que puede manejar esto adecuadamente.

Deja un comentario