Pinta tu casa con estos colores para interiores

verde para tu dormitorio o casa

Ya sea que estés redecorando por completo o buscando hacer un pequeño cambio en tu casa, elegir el esquema de color correcto puede ser muy difícil, especialmente cuando deseas que diferentes habitaciones provoquen diferentes estados de ánimo.

El dormitorio, por ejemplo, debe hacer que te sientas tranquilo y relajado, mientras que el comedor debe hacer que te sientas más animado y sociable.

Curiosamente, ya se acerca el buen fin en pinturas y podrás adquirir los tonos que a ti te gusten y refresquen tu hogar. ¡Recuerda! Se trata de elegir los colores que a uno le llamen la atención y se debe pintar de acuerdo a los gustos y preferencias.

Pero aquí estamos para ayudarte y para darte grandes consejos. Es por eso que aquí está nuestro desglose de cómo los diferentes colores interiores afectan nuestro estado de ánimo.

azul para tu dormitorio o casa

1. Azul

El azul es un color muy relajante que puede hacerte sentir centrado, relajado y sereno. Se sabe que ayuda a reducir la presión arterial, aclara la mente y ayuda a estabilizar la respiración.

Si bien las habitaciones azules son encantadoras para descansar, es importante tener en cuenta que los azules pastel pueden parecer muy fríos. Los azules claros son excelentes y se equilibran fácilmente con los tonos cálidos y el mobiliario.

2. Amarillo

Las cocinas son excelentes habitaciones para pintar de amarillo, ya que ilumina tu estado de ánimo y aumenta tu energía, algo que generalmente todos necesitamos por la mañana. El amarillo puede atrapar la luz del sol y dejarte con una sensación edificante de alegría y vivacidad.

3. Blanco para tu casa

Pintar las paredes de blanco o grisáceo es una excelente manera de ayudar a que tu casa se sienta más espaciosa y abierta.

No es necesariamente un color que induzca energía ni calma, el blanco da un medio feliz que te deja sintiéndote limpio.

Las habitaciones blancas dan una sensación automática de limpieza y pureza. El color blanco en sí representa protección, inocencia y bondad, por nombrar algunos.

Pintar tus techos de blanco o blanquecino son opciones fáciles que combinan con casi todos los colores y dan la ilusión de que el techo es más alto y la habitación es más grande.

4. Verde

Este es un gran color para la oficina en casa, ya que simboliza la prosperidad y ayuda a reducir la ansiedad. Es uno de los colores más relajantes para los ojos y se sabe que restaura, aclara la mente y fomenta la compostura.

Para aquellos que aman el aire libre, también les da una sensación natural, al igual que el azul les habla a aquellos cuyos corazones realmente yacen junto al agua.

5. Morado

El púrpura es un color rico y dramático que históricamente es el color de la realeza y el lujo. Los morados profundos emiten un ambiente muy romántico, misterioso y lujoso y son excelentes para despertar la creatividad.

Si bien los morados profundos no son los mejores para el dormitorio, donde deseas que la mente se relaje, los morados más claros como el lavanda y el lila son mejores opciones, ya que son calmantes y ligeros.

6. Naranja para tu casa

El naranja es un color muy emocionante que aporta una explosión de energía y entusiasmo. Es un gran color para hacer ejercicio, pero no tan bueno para salas o dormitorios donde queremos relajarnos.

El naranja también puede estimular tu apetito, por lo que, si estás tratando de ser un poco más saludable y consciente de las calorías, no recomendamos este color para tu cocina.

7. Rojo

Si bien muchas personas relacionan el rojo con el romance y las rosas, también está relacionado con la hostilidad y la rabia. Se sabe que el rojo aumenta la presión arterial, los latidos del corazón y la irritabilidad.

Es un gran color para socializar, especialmente en Navidad, y te sugerimos que mantengas este color en las salas sociales en lugar de las habitaciones destinadas a relajarse.

8. Rosa para tu casa

Curiosamente, existe algo llamado Efecto Rosa. Es entonces cuando la exposición a grandes cantidades de rosa puede tener un efecto calmante sobre los nervios y ayuda a aliviar los sentimientos de ira, agresión y negligencia.

El rosa tiene el efecto opuesto a su color primario, el rojo, ya que cuanto más tiempo estés expuesto a él, más tranquilo estarás. Los rosas más claros son ideales para las habitaciones de los niños y promueven sentimientos de amor, alegría y amabilidad.

También te puede interesar: Pintura mate, brillante o satinada: ¿cómo elegirla?